Por: Ana Gamazo / @agamazo

El próximo 1 de octubre la administración estadounidense tiene previsto traspasar el control de Internet a la comunidad técnica “multistakeholder”, formada por países, empresas, organismos e instituciones, pero el proceso ha entrado en la campaña por las presidenciales con la oposición de los republicanos lo que ha provocado la reacción de las multinacionales americanas apoyando el cambio.

maxresdefault

Desde ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Núneros), controlador técnico de Internet, se confía en el traspaso que cuenta con el pleno apoyo de la Administración Obama y de las multinacionales, pero desde que en agosto se hiciera la comunicación oficial de que esta administración retiraría la supervisión de Internet, después de dos años de preparación, se han levantando voces en EEUU en contra del proceso o de su retraso.

A principios de septiembre cuatro legisladores republicanos enviaron una carta a la Administración Obama alertando de que el fin del control de EEUU de Internet podría suponer su traspaso a regímenes autoritarios, pero el ataque mediático lo realizó el senador republicano por Texas, Ted Cruz (derrotado en las primarias) en el Senado advirtiendo del peligro que supone para la libertad de expresión.

Por su parte, Donald Trump, ha pedido la ayuda del pueblo americano para evitar el fin de la era del control de Internet por EEUU.

Los republicanos advierten de que se cederá a un organismo similar a las Naciones Unidas lo que tendrá peligrosas consecuencias, pero precisamente la administración americana vetó en su día que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de las Naciones Unidas, integrada por 193 países y más de 700 entidades privadas e instituciones académicas, se hiciera con la gestión y que se adoptara el modelo “multistakeholder” de la comunidad técnica con intereses en Internet.

Pero, ¿quienes tienen intereses en Internet?, pues en primer lugar las grandes multinacionales estadounidenses, muy activas en estos últimos días pidiendo el cambio, pero también países, organismos, comunidades educativas…y pequeñas, medianas y grandes empresas, a través de representantes técnicos. ICANN, ese gran desconocido para la mayoría de los usuarios de Internet, se creó en 1998 controlado por el departamento de Comercio de los Estados Unidos a través de su agencia NTIA, pero la importancia económica de esta red hizo que se mirará con desconfianza el modelo de gestión y el detonante fue el caso Snowden sobre los casos de espionaje del Gobierno de los Estados Unidos.

Este organismo se encarga de la gestión de las direcciones de Internet (dominios) y de todo el proceso técnico, con seguridad y transparencia, lo que es fundamental para el desarrollo de la economía.

Hace diez años comenzaron a funcionar en distintos países los Foros de la Gobernanza de Internet que se han reunido de forma local e internacional para debatir sobre los problemas puntuales de la red y exigir el gobierno compartido de ICAN y que han contado con el apoyo de las Naciones Unidas.

Cuando por fin, hace dos años, el departamento de Comercio de Estados Unidos anunció la cesión de la gestión de ICANN, determinó que la responsabilidad recaería en un modelo denominado “mulistakeholder” y se trabajaría para hacer una transición ordenada, manteniendo la seguridad, estabilidad y resilencia del sistema de nombres de dominio y que cubriera las necesidades y expectativas de los clientes y, por supuesto, que defendería una red abierta.

La fecha inicial del cambio era el 30 de septiembre de 2015, cuando concluía el contrato de ICANN con el departamento de Comercio de EEUU, pero enseguida se vio que era imposible hacerlo por lo que se prorrogó otro año en el que se ha diseñado el nuevo modelo y se ha firmado un acuerdo con la multinacional americana Verisign, que ya era la encargada parcial de la zona raíz DNS, para ampliar su función.

En abril comenzaron las pruebas del nuevo sistema de forma que ha convivido con el antiguo para garantizar seguridad, estabilidad y flexibilidad del sistema de Nombres de Dominio de Internet.

El directorio de ICANN presentó la propuesta final en el mes de marzo y contó con el apoyo explícito de muchas empresas y organizaciones además de la Cámara de Comercio, entre ellas Intel, Amazón, Google, Facebook, Microsoft, Hewlett Packard Empresa, Dell, Cisco, Yahoo! y la llamada Coalición de Gobierno de Internet, formada por ATT, Cisco, Comcast, Disney, Facebook, GoDaddy, Google, Juniper, Microsoft, NCTA, Time Warner cable, Telefónica, Verizon y 21,st Century Fox.

ICANN es un organismo abierto a las participación de empresas y comunidades de internautas aunque es excesivamente técnico lo que limita las intervenciones a pesar de que en su página web se invita a los internautas a hacerlo. En los últimos años ha iniciado un proceso de traducción de los principales documentos, precisamente para hacer más accesible y transparente la red de redes.

Hasta ahora existía un comité asesor en el que empresas y organismos participaban en las discusiones sobre la red y ahora habrá que ver como se desarrolla la gestión de Internet con la responsabilidad directa de los técnicos de los principales actores del mundo digital, con intereses tan diversos, si finalmente el traspaso se produce.

A mediados de octubre tendrá lugar la reunión del Foro de la Gobernanza de Internet IGF SPAIN en el que se hablará de la importancia real de este cambio que no debería ser percibido por el ciudadano pero si suponer una Gobernanza Global de Internet.