Publicado en: El Confidencial

Madrid, 13 oct (EFE).- El jefe de la Unidad Próxima Generación de Internet de la Comisión Europea, Jesús Villasante, ha destacado hoy la firmeza con la que Europa seguirá defendiendo que internet sea global y seguro tras la nueva era abierta en la gestión mundial de la red con la participación en las decisiones de múltiples actores.

Así lo ha asegurado hoy en Madrid, durante una conferencia en el marco del Foro de la Gobernanza de Internet en España (IGF), que se celebra entre hoy y mañana en Madrid, con la participación de responsables de la Administración, empresas, legisladores, y de ámbitos educativos y sociales, y cuyas conclusiones tras sus debates serán posteriormente elevadas a los foros internacionales.

Ha dicho que Europa seguirá defendiendo como principio fundamental que en internet, “el mayor regalo para la humanidad” en el último medio siglo, se garantice para todos el mantenimiento de los mismos derechos que hasta ahora.

Villasante ha hecho estas declaraciones después de que desde este mes de octubre la entidad privada ICANN, conocida en inglés como la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers, haya dejado de estar vinculada directamente con el Gobierno de EEUU para ser la responsable de gestionar el sistema de direcciones IP.

La complicada estructura de esta entidad se basa en un innovador modelo de gestión de múltiples partes interesadas, que incluyen además de gobiernos, agentes económicos, cuerpos técnicos y organizaciones sociales.

Pese a los cambios en la gestión de la red, internet deberá evitar posibles fragmentaciones frente a “ciertas tendencias”, sobre las que el responsable de la Comisión Europea no ha dado detalles, pero que podrían ir contra ese principio de globalidad de la red, “fundamental” para Europa, ha precisado.

“Nos parece peligroso que ciertos gobiernos o entidades pudieran llegar a tener una posición privilegiada en el control del gobierno de internet”, ha advertido.

Para Villasante, el movimiento desde EEUU en la gobernanza de internet es interpretado como “una victoria clave” para Europa, que apoya “intensamente” el principio de que “todos debemos contribuir en su gestión, porque la red es algo que nos pertenece a todos”.

“Internet es de todos y todos deben poder contribuir de alguna manera en decidir cómo se gobierna. Es algo fundamental”, ha insistido.

Ahora, “debemos demostrar cómo podemos gestionar mejor internet y garantizar que funciona”. Personalmente, ha precisado, “tengo una confianza muy grande en esta superpotente herramienta, que ha crecido muy rápido” y ahora plantea desafíos que resolver.